Anunciación


Hasta tu vientre baja
lo bendito del vuelo y de la nube.
Y reposa en tus ojos
la luz que se deshoja
tibiamente,
que te rinde las alas
fabricadas de viento y de murmullo.
Ya desnuda de sombra,
aun mojadas de sueños tus dos manos,
se derrama su aliento por tu sangre
que se mece de vida y de promesa.
Como un licor te escuece
dulcemente
por la bailable cuna de tu cuerpo.
Y en tu boca se alumbra
relámpago de risa y de querencia.
Que por tu adentro crece
un tiempo vivo que se enhebra
en la labor de carne y de esperanza.

BG
Me lo ha dedicado un amigo poeta al que admiro

MIS NIÑAS

MIS NIÑAS

Mi música

viernes, 21 de febrero de 2014

MADRE

Querida madre, te llamo madre por la extensión de la palabra y así expresar lo grande que eras.
         Hoy doy gracias a Dios, porque ya estás descansando de tanto sufrimiento como has vivido, por estar junto a mi queridísimo padre, con todos tus hermanos y con tus padres a los que tanto querías.
También le doy gracias a Dios por la muerte tan dulce que has tenido rodeada de tus nietos e hija y por no haber sufrido nada.
Has sido una madre y abuela cariñosa, simpática y muy trabajadora y la que nos unía a toda la familia.
A mí en concreto siempre me animabas a luchar en todos los momentos difíciles que he tenido a lo largo de mi vida, y a saber disfrutar de los buenos con alegría y buen humor. Incluso el último día de tu vida, querías venir a cuidarme y  ayudarme en mi postoperatorio, una madre, ese instinto hasta el final.
Quiero darle gracias a Dios:
Por todos los cuidados que has recibido de José Manuel, Gloria y Fede, así como de mis hermanos. y a la vez darle gracias a ellos que se han portado muy bien contigo.
Por tus nietos y nietas y tu biznieto que te han adorado y te adoran.
Por los amigos y amigas que tan fieles les has sido y te han sido y que nunca has tenido problemas con ninguno.
Por tus compañeras de cole (como tú le decías) que te han tratado con tanto cariño.
Por tus sobrinos y sobrinas a los que querías como a tus hijos.
Espero que esta familia que un día formasteis mi padre y tu, nunca se separe y que sigamos unidos en el recuerdo tuyo y de papa con tu alegría siempre presentes en nuestros corazones.
Te quiero PEPA, Pepa la guapa, Pepa la molinera.

Mª Ángeles