Anunciación


Hasta tu vientre baja
lo bendito del vuelo y de la nube.
Y reposa en tus ojos
la luz que se deshoja
tibiamente,
que te rinde las alas
fabricadas de viento y de murmullo.
Ya desnuda de sombra,
aun mojadas de sueños tus dos manos,
se derrama su aliento por tu sangre
que se mece de vida y de promesa.
Como un licor te escuece
dulcemente
por la bailable cuna de tu cuerpo.
Y en tu boca se alumbra
relámpago de risa y de querencia.
Que por tu adentro crece
un tiempo vivo que se enhebra
en la labor de carne y de esperanza.

BG
Me lo ha dedicado un amigo poeta al que admiro

MIS NIÑAS

MIS NIÑAS

Mi música

martes, 29 de abril de 2008

Gitana y claveles. Mi origen




He aprendido:
A no mendigar por una caricia.
A no rogar por un "Te Quiero".
A no pedir un beso.
A no llorar por un perdón.
A no reprochar una promesa rota.
A no juzgar sin conocer.
A no opinar sin saber.
Lo único que me falta aprender es, ¡olvidar!....

4 comentarios:

estnoM dijo...

Creo que no se puede aprender a olvidar:
Cuanto más lo intentas, más recuerdas.
Un achuchón grande a mi pintora preferida.

Antiqva dijo...

Es que cuanto mas nos empeñamos en olvidar algo, mas lo recordamos.

Se nos olvida todo, menos lo que quisieramos olvidar.

Asi es la vida.

Un saludo en la distancia

mar dijo...

¡Enhorabuena por tu blog! me han encantado tus pinturas y tus comentarios.

Yo tampoco olvido , pero eso no es malo quiza, no volvamos a cometer los mismos errores si no los olvidamos, besitos.

MAMI dijo...

Gracias Mar, llevo algún tiempo visitandote, y creo que hasta ahora no te he dicho nada, pero más que nada es poque me tienes tan impresionada con las cosas que haces que no se que decirte que no te hayan dicho ya.
Solo te digo que sigas haciendo todo lo que haces, que no te desanimes y que me encanta.