Anunciación


Hasta tu vientre baja
lo bendito del vuelo y de la nube.
Y reposa en tus ojos
la luz que se deshoja
tibiamente,
que te rinde las alas
fabricadas de viento y de murmullo.
Ya desnuda de sombra,
aun mojadas de sueños tus dos manos,
se derrama su aliento por tu sangre
que se mece de vida y de promesa.
Como un licor te escuece
dulcemente
por la bailable cuna de tu cuerpo.
Y en tu boca se alumbra
relámpago de risa y de querencia.
Que por tu adentro crece
un tiempo vivo que se enhebra
en la labor de carne y de esperanza.

BG
Me lo ha dedicado un amigo poeta al que admiro

MIS NIÑAS

MIS NIÑAS

Mi música

viernes, 22 de febrero de 2008

La unica salvacion para los vencidos, es no esperar salvacion alguna


3 comentarios:

Adriana Lara dijo...

Esperar es una de las acciones más difíciles para el ser humano, que no admite por su propia humanidad que lo que espera es la llegada de su propia muerte...

Neander dijo...

Sigue escribiendo. Verás como también ayuda.

Luis dijo...

De todos los bodegones que te he visto me que con este, está muy equilibrado tanto a nivel de composición como de color. La iluminación está perfecta.